Grandes bancos de peces de cultivo que proceden de las jaulas de Tijarafe y Tazacorte se han introducido en la reserva marina de Fuencaliente, donde se protege a las especies propias del ecosistema marino insular. Un biólogo de la Universidad de la Laguna ha confirmado que ya hay cientos de lubinas en la zona integral.

La presencia de lubinas, peces introducidos de cultivo con una
alta capacidad depredadora, en la Reserva Marina de La Palma se ha
confirmado. Un biólogo de la Unidad Ciencias Marinas del Departamento de
Biología Animal de Universidad de La Laguna (ULL), Kilian Toledo, ha
podido comprobar que grandes bancos de ejemplares de lubinas procedentes
de los escapes habidos en las jaulas de Tijarafe y Tazacorte ya se han
introducido en la zona integral en la que se protege a las especies de
peces propios del ecosistema marino insular.

Viejas en sus estómagos

El experto de la Universidad de La Laguna asegura que la capacidad
depredadora de esta especie introducida que se alimenta de otros peces
lo convierte en un animal potencialmente peligroso para las poblaciones
de peces propios del ecosistema insular, pero “no soy capaz de afirmar
nada sobre el daño real que está haciendo en la actualidad dentro de la
reserva marina, ni de la magnitud ni del calibre del mismo, por lo que
no es correcto desde el punto de vista científico hablar de eso. Por
ahora, sólo hay datos y el grado de impacto que está causando se sabrá
con el tiempo”.

Los ecologistas piden que se investigue un presunto delito por los escapes de lubinas

* Han denunciado los escapes masivos ante la Guardia Civil
* Creen que se debe desmantelar todas las jaulas existentes

La Centinela – Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Servicio
de Protección de La Naturaleza de la Guardia Civil los escapes masivos
de doradas y lubinas que se produjeron en febrero y anima al sector
pesquero profesional, principal damnificado, a sumarse a la demanda
judicial que se va a abrir por estos escapes masivos de peces
depredadores, para que exijan del Gobierno de Canarias y las compañías
concesionarias de acuicultura indemnizaciones por daños y perjuicios
económicos a su actividad.

Anuncios