El 26 de Marzo
Dobromir Donchev de Drianovo, Bulgaria encontró a Mima, su perrita de cinco
años tirada en el suelo cerca de su casa sin poder moverse y gimiendo de dolor,
al acercarse a ella para ver que le pasaba comprobó con horror que sus cuatro
patitas le habían sido cortadas.

Tomó a Mima y
urgentemente se fue con ella al veterinario donde fue estabilizada, sin embargo
sus patitas fueron cercenadas de forma tan bárbara que lo más posible es que
haya que dormirla ante la imposibilidad de poder darle al animal una vida
minimamente digna.
El propietario de
Mima está seguro que el crimen fue hecho por un vecino debido a una vieja
enemistad entre ellos. Pero no hay nada que él pueda hacer para exigir
justicia.
En Bulgaria no
existe ninguna policía que se ocupe de estos temas, tampoco ninguna ley que
castigue tales actos.
Los jóvenes de
Drianovo, están recogiendo firmas para exigir al primer ministro búlgaro que se
haga justicia.
Por favor,
muestre su apoyo con la esperanza de poder conseguir los cambios largamente
esperados y que por fin puedan tener en Bulgaria una ley que castigue el
maltrato a los animales.

Firma la petición aquí


Ante tal acto de sadismo las televisiones locales han
querido denunciar el caso.
Hoy publico este video, está en búlgaro,
pero las imágenes hablan por si solas.
Creo importante y necesario recordar, que en Bulgaria no
existe una ley de protección a los animales, por ende, quienes cometen
estos actos no reciben castigo alguno.
Para exigir al Primer
Ministro búlgaro que tome cartas en el asunto y que este crímen no quede
impune, puedes firmar en el siguiente enlace.

MIMA, PETICIÓN ONLIN

Fuente Original  stopalmaltratoanimal.blogspot.com

Punishment for the man crippled Mima

Target:To Bulgarian
Prime Minister Boiko Borisov

Sponsored by: Bilyana Petrova

On March 26th Dobromir Donchev from Drianovo,Bulgaria found Mima lying
crippled near his home. All four paws of the 5-years -old female dog
were axed. Donchev took Mima to the vet immediately where she was
stabilised. Nevertheless Mima will be most probably put to sleep. Her
paws were cut in such a barberic way that  it is almost impossible to be
replaced.
Mima’s owner is sure the crime was done by a neighbour
because of an old fight. But there is nothing he can do about it. There
is no zoo police in Bulgaria and no proper punishment for such acts.
Young
people from Drianovo now, are gathering signatures asking the Bulgarian
Prime Minister for justice. Please show your support and hopefully this
case will set the long waited changes of  Bulgarian Law against Animal
abuse.

Anuncios