.Anónimo dijo:
…Me preguntaste una vez que cómo podía tener 16 perros, pues muy fácil,
te voy a contar la verdad, yo fuí comprando parejas de perros de razas
muy buenas y caros porque decidí vivir de ellos , decidí hacer negocios
con sus crias. No pensé en nada, absolutamente nada. Siendo cachorros
aún me fuí metiendo en internet para ver a cómo se iban vendiendo los
cachorros de las razas que yo tenía y navegando y navegando dí con la
web Peludos en apuros y con tu blog, empecé a ver vídeos horrorosos de
maltrato, empecé a ver cachorros abandonados de todo tipo y en todas
partes, quedé horrorizada y pensé, bueno y si alguno de los cachorros
que yo tenga lo vendo a un maltratador?.Conclusión, empecé a castrar a
mis perros y a adoptar algunos abandonados. Mi percepción cambió
totalmente. Yo creo que hay algún momento en la vida de algunas personas
en el que tienes que dar un giro y egoistamente buscar un poco de paz.
Ahora adoro a mis perros, los quiero con locura y estoy superfeliz de no
haber permitido hacer negocio con ellos.Gracias a tí por seguir ahí,
gracias a estos blogs yo he cambiado mi forma de actuar y ahora me
siento mucho mejor…..

NO REPRODUZCAS , ESTERILIZA

NO DISCRIMINES, TODOS LOS ANIMALES DE COMPAÑIA SON
IGUALES

Cuando compramos animales, ya sea por pena , moda o diversión solamente
estamos alentando a los comercializadores a seguir explotando a miles de
madres reproductoras, las cuales, lejos del alcance de nuestros ojos,
viven vidas miserables. En esta sección no solamente nos referimos a la
venta ambulatoria, sino a la legalizada también, porque vender animales,
legal o ilegalmente implica en ambos casos, explotación animal. Los
comercializadores, legales e ilegales reproducen deliberadamente
animales con el sólo propósito de lucrar con ellos.

La única manera de resolver el problema es dejar de darle demanda a los
explotadores. No solucionaremos nada solamente decomisando animales,
porque al día siguiente los comercializadores están nuevamente
provistos, de otro lado, no hay suficientes lugares a donde derivar a
los perros o gatos porque los albergues están saturados y si a eso
sumamos la falta de interés de la gente por adoptar, entramos en un
círculo vicioso. Ya es hora que cada uno haga su parte. La solución está
en tus manos.

Muchas veces podemos observar en las vitrinas de las Pet shops o en las
manos de los vendedores ambulantes lindos cachorritos, los cuáles
deseosos de cariño, conquistan rápidamente el corazón de la gente que
pasa cerca. Pero nadie se detiene a pensar en la crueldad que hay detrás
del comercio de animales.

En los criaderos, las madres reproductoras son mantenidas todo el tiempo
preñadas, dando a luz camada tras camada, en lugares donde no tienen el
suficiente espacio para caminar o correr, en los lugares donde se
promueve la cría de ciertas razas, las hembras que presentan algún
problema, por ejemplo dérmico (es el más común) son abandonadas o
sacrificadas de manera cruel (porque a veces no se quiere ni gastar en
anestésicos)
No colaboremos con la explotación y el sufrimiento de miles de animales.
No seamos cómplices del comercio de animales. Los amigos no se
compran…. se adoptan. Cientos de perros y gatos preciosos y saludables
esperan por tí en un albergue. Ellos han sido rescatados de las calles o
de casos de crueldad y siguen esperando que se les brinde la
oportunidad de tener un hogar cariñoso.
Los albergues no persiguen ningún beneficio económico, por el contrario,
la manutención de los mismos representa un gran esfuerzo para los
grupos de protección animal.

La única manera de resolver el problema es dejar de darle demanda a los
explotadores. No solucionaremos nada solamente decomisando animales,
porque al día siguiente los comercializadores están nuevamente
provistos, de otro lado, no hay suficientes lugares a donde derivar a
los perros o gatos porque los albergues están saturados y si a eso
sumamos la falta de interés de la gente por adoptar, entramos en un
círculo vicioso. Ya es hora que cada uno haga su parte.
La solución está
en tus manos

Anuncios