El nuevo colectivo Propietarios de Perros de Santa Cruz no sabe siquiera la cantidad de firmas que ha recaudado ya desde que en mayo comenzara su campaña. Su objetivo es que la playa de la trasera del Parque Marítimo sea habilitada para que sus mascotas puedan acudir a bañarse en el mar y a jugar en este arenal. "Hasta el momento llevamos recogidas más de 3.000 firmas, pero se nos ha desbordado y ya hemos perdido la cuenta", asegura Abigail Pérez, portavoz del grupo.

 

Ayer decenas
de interesados en conseguir esta hazaña, ya que en Canarias no existe
ni una sola playa donde los animales puedan acudir legalmente a bañarse,
se concentraban en la parte de atrás de las piscinas para intentar
reivindicar una vez más su "derecho a usar la playa con sus mascotas".
De momento, organizadores y usuarios solo pueden apostar porque la
experiencia se repita dado "el éxito" de este primer encuentro.
"El
apoyo de veterinarios y tiendas de animales, donde también puede acudir
la gente a firmar, ha sido esencial para poder sacar esto adelante",
explica Abigail. Lo peor que lleva esta luchadora es que "las
autoridades se pasen la pelota". "Todavía no sabemos ni dónde tenemos
que presentar el escrito con las firmas, porque los organismos que están
implicados, como Costas, la Autoridad Portuaria o el Ayuntamiento, no
nos aclaran quién tiene realmente la potestad", matiza.
Desde el
colectivo también han pedido apoyo a la Consejería de Turismo del
Gobierno de Canarias. "En Gerona, no hace mucho, han habilitado una
playa como la que queremos aquí y ha quedado demostrado que el turismo
aumenta porque la ciudad se ha vuelto un destino preferente para muchos
visitantes que tienen mascotas", añade.
Entre las opiniones de
los propietarios, la idea se repite: "Ya es hora de que haya una playa
para nosotros". Es el caso de Natalia de León, quien señala que "mis
cuatro perros tienen derecho a poder venir a sitios como éste cuando lo
deseemos". Vicky espera "poder repetir pronto esta salida". Su perro no
puede "estar más feliz jugando con el resto".
"Viviendo en una
Isla como en la que vivimos es una lástima que no existan sitios
habilitados donde poder acudir, de forma cívica eso sí", explica Sonia
Pérez. "Queremos demostrar que podemos venir a la playa y que podemos
cuidarla y convivir con nuestros animales y el resto de usuarios", opina
Cristina Aguiar. "Ahora hay colillas, basura, suciedad y nosotros
seguro que la mantendríamos mejor acondicionada", comenta.
El
caso de Pilar es el de otras muchas personas. No tiene perros, no tiene
mascota, pero ha firmado el escrito. "Solemos venir a esta playa y nos
parece una estupenda idea que se habilite para las mascotas porque
tienen tanto derecho a disfrutar como el resto de los seres vivos",
cree.
La intención del colectivo es "disfrutar de un espacio
acuático con los perros, con las ventajas que tiene para el animal una
diversión de este tipo", comenta la portavoz Abigail Pérez. Esta
petición "es histórica". A veces muchos propietarios "se ven obligados a
ir con sus animales a la playa, y no lo hacen a gusto, por miedo a que
los multe la policía por estar allí".
Estos propietarios
apuestan porque los perros estén totalmente adiestrados, desparasitados y
vacunados, y con toda la documentación necesaria para estar legales.
Además, es imprescindible que "recojamos con su correspondiente bolsa
todas las deposiciones del animal". Añade Abigail que "por unos pocos
dueños que no sean cívicos, no es justo que lo pague todo el colectivo".
Durante las próximas semanas, la recogida de firmas continuará y las
concentraciones se mantendrán hasta que alguien les confirme dónde
tienen que entregar el listado con las firmas.

Campaña para que a la playa del Marítimo puedan ir perros

Anuncios