La persona que arroja el ave se enfrenta a una sanción de 2.001 euros

La pava de Cazalilla (Jaén) ha vuelto a ser lanzada hoy desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena de este pueblo en su fiesta de San Blas, pese a que se sanciona cada año con 2.001 euros a la persona que la arroja.

Tras el lanzamiento, a las 19:45 horas, un hombre de la cercana localidad de Mengíbar ha sido el que ha conseguido atrapar a la pava,  ante cientos de personas que abarrotaban la plaza de este pueblo de unos 850 habitantes.

En alguna ocasión el encargado de lanzar el animal lo ha hecho con la cara oculta, aunque no ha sido así este año ni en los dos anteriores, siendo multadas con 2.001 euros las personas que la lanzaron, dinero que sufraga todo el pueblo con donativos que ingresan en una cuenta bancaria o con la compra de colgaduras como las que este año lucían diversos balcones de las casas enlas que se leía “Cazalilla con la tradición y la pava”.

El animal es arrojado a una plaza abarrotada de público que todos los años por San Blas espera hacerse con el animal, un acto que según la tradición conmemora el final de las disputas entre dos familias del pueblo. Fue en abril de 2004 cuando, a instancias de la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA), la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía en Jaén incoó un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Cazalilla por la conocida como “Fiesta de la pava”.

——————————————————————————————————————-

Un hombre llevando la pava que ha sido lanzada desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena en Cazalilla, con motivo de la festividad de san Blas, pese a que se sanciona cada año con 2.001 euros a la persona que la arroja.

Ver   vídeo

Anuncios