La Guardia Civil, a través del Seprona, ha abierto una investigación para saber cómo fueron   tirados junto a El Bosquecillo varios restos de animales, con riesgo aparente para la salud pública. Los despojos fueron hallados el domingo por excursionistas que intentaban llegar a una de las cuevas que dan a Famara, encontrándose con los cadáveres de al menos una decena de animales en el acceso a la gruta.En apariencia, los restos llevaban en el lugar pocas horas, a juzgar por el estado inicial de descomposición del ganado caprino hallado, junto al que había también algunos despojos de aves. La mayor parte de los restos estaban apilados entre sí, con la salvedad de un pequeño baifo.

Según señalaron fuentes oficiales, por parte de la Benemérita se intentará averiguar la pertenencia de las bestias, así como el autor del traslado al punto donde fueron encontrados al aire libre, a corta distancia de los columpios y el área recreativa de El Bosquecillo. Además, también se prevé que se establezca una investigación por parte del Área del Medio Ambiente del Cabildo, a petición del alcalde de Haría, José Torres Stinga, dado que el espacio donde se encontraron los restos está bajo la tutela de la primera Corporación.

Fuente: Canarias7
Anuncios