Agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Badajoz han llegado a la conclusión que el vídeo colgado en Internet en el que aparece un individuo torturando a un perro proviene de fuera de España.

Según ha informado la Policía Nacional, tras la denuncia presentada en la Comisaría de la Policía Nacional de Badajoz por la asociación en defensa de los animales Adana, los investigadores localizaron en Internet el blog en el que comprobaron la barbarie realizada por una persona con un cachorro de perro de la raza ‘lulu pomerania’ hasta su muerte.

Las gestiones realizadas por los agentes han permitido determinar que el blog y el vídeo no fueron “subidos” a Internet desde España, y que “todas las conexiones se realizan a este blog también desde el exterior“, aunque todavía no se ha concretado técnicamente la fecha, lugar ni medio utilizado para la grabación del vídeo.

Igualmente, explica la Policía Nacional que de la información que aportaba el autor del vídeo en torno a la ciudad de Badajoz, “no se ha localizado en las indicaciones que facilita nada en concreto que pueda arrojar que el vídeo haya podido ser grabado en esta ciudad“.

La Policía continúa las gestiones, nacionales e internacionales, tendentes a la localización del autor de estos hechos, que han sido comunicados al país origen del blog.

Finalmente, la Delegación del Gobierno informa que la Guardia Civil del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) continúa sus investigaciones para “descartar que el hecho del maltrato se ha realizado en Badajoz y sobre todo para descartar que la persona que cuelga el video en la red es distinta a la que maltrata a los animales”.

Indignación entre los ciudadanos

Durante estos días, miles de seguidores se han movilizado a través de la red para encontrar al ‘psicópata’ e incluso se ha creado una página de voluntarios para perseguirle a través de Facebook.

Incluso, se había programado una manifestación mañana sábado en Badajoz en la plaza del Ayuntamiento para expresar la repulsa por los hechos y hasta se estaban recogiendo firmas en la red para pedir, cuando se le detenga, la máxima pena para el ‘torturador’.

La web de la asociación de Adana, a través del blog del grupo Anonymous,ha analizado los términos y el lenguaje empleado, que incluye insultos y palabras malsonantes, por el autor del vídeo. Así, destacan el empleo de la palabra ‘cigarrillero’, ‘aca’ o la substitución de ‘eses’ por ‘ces’ dejan entrever cierta influencia latina. El resto de la redacción -no obstante- es de un perfecto español.

Su lenguaje indica que se siente muy seguro de sí mismo. La dirección que da es o falsa o poco precisa y “las esquinas de esas calles son obras a un lado y una clínica al otro. Además, cerca de la clínica hay varias casas y ningún vecino de los que ha notado nada extraño”.

Anuncios