Fepaex felicita al Seprona de Cáceres por su labor, un vendedor-criador ilegal menos de los muchos que tenemos en Extremadura.Esperamos que la Justicia no sea tan lenta como en el caso del traficante de cachorros de Cáceres, al que nos personamos como acusación particular en septiembre de 2010, y del que aún no tenemos noticias.

Llama la atención en el comunicado de la Guardia Civil, LA IMPUNIDAD con que se cometen estos actos sin que la Administración, que pagamos TODOS, haga nada por erradicarlos. Está claro que no existe voluntad política en Extremadura para terminar con tanto desaguisado contra nuestros animales.

¿Hasta cuándo va a seguir la Junta de Extremadura mirando para otro lado?…

Agentes de la Guardia Civil han detenido en Navalmoral de la Mata (Cáceres) a un hombre acusado de utilizar certificados veterinarios falsos para vender animales por Internet, y garantizar de esta manera que no tenían enfermedades.

La operación ha sido desarrollada por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Cáceres, que han detenido a este vecino de Navalmoral de la Mata (Cáceres), que llevaba dos años publicitando, a través de distintas páginas de Internet, la venta y comercialización de mascotas.

En concreto, este individuo vendía cachorros de las razas mastín español y labrador retriever, de lo que obtenía “importantes beneficios económicos”, y realizaba los envíos a través de una empresa de transporte urgente con delegación en Navalmoral de la Mata, hasta diferentes puntos del territorio nacional.

Así, explica la Guardia Civil en nota de prensa que a la hora de garantizar que los animales no presentaban enfermedades infecto-contagiosas ni parasitarias y que habían sido sometidos a los tratamientos sanitarios y vacunaciones obligatorias, el detenido emitía un Certificado Veterinario Oficial de Sanidad Animal, que solía acompañar a los envíos.

Este hombre no posee titulación académica y oficial y en los certificados suplantaba los datos de carácter personal (nombre y apellidos) y profesional (número de colegiado), de un facultativo – veterinario en ejercicio perteneciente al Colegio de Veterinarios de Cáceres.

OPERABA CON TOTAL IMPUNIDAD

Así, el ahora detenido extendía los Certificados Veterinarios Oficiales, mediante los cuales acreditaba que los animales se encontraban en perfecto estado de salud, simulando, además, haber llevado a efecto el requisito de reconocimiento y tratamiento facultativos, previo a los actos de enajenación de los animales.

Explica la Guardia Civil que se dió la circunstancia que alguno de aquellos enfermaban a los pocos días de su recepción.

Además, el detenido venía ejerciendo y operando “con total impunidad” como criador de aquellos animales destinados a la venta y comercialización, sin estar inscrito en el Registro de Núcleos Zoológicos de Extremadura, y sin que los beneficios e ingresos económicos derivados de esas transacciones comerciales, fuesen objeto de declaración ante la Agencia Tributaria.

Tras la obtención de las pruebas personales necesarias, testimonios de los agraviados y recopilación de documentación relacionada con el caso, la Guardia Civil ha remitido las actuaciones al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Uno de Navalmoral de la Mata, atribuyéndole al detenido la comisión de un supuesto delito continuado de falsedad documental, usurpación de funciones públicas e intrusismo.

Anuncios