La imagen de un panda aferrado a un policía en un zoo de Japón está dando la vuelta al mundo. Los animales son capaces de sentir las mismas emociones que los seres humanos.

El terremoto en Japón es un desastre para el planeta y todos los animales que habitamos en él.

Tomemos por referencia la foto del oso panda que vive encerrado en un zoo de Japón, el miedo que le invade le hace aferrarse a la pierna de un policía, momento en el que es tomada la instantánea que está dando la vuelta al mundo, precisamente porque nos fascina encontrar emociones similares a las nuestras en esos otros ‘seres’. Los animales no son tan distintos a nosotros.

Ante una catástrofe de esta magnitud, el desastre se agrava entre los animales que viven encerrados en parques zoológicos o granjas industriales de las que evidentemente no pueden escapar.

Por ello invitamos a reflexionar sobre qué trato damos a los animales que conviven con nosotros en este planeta llamado tierra, por cierto, cada vez más amenazado.

Nota: Pese a que la noticia ha sido publicada hoy día 13.03.2011 en El Economista y en La Republica de Perú, parece serque la foto corresponde al terremoto de 2008, hecho el cual no invalida ninguna de las reflexiones vertidas sobre las emociones animales ni nuestra postura sobre los núcleos zoológicos o granjas de animales.

Anuncios