Una perra que fue rescatada tres semanas después del terremoto de Japón se reencontró hoy con su dueña, a la que saludó moviendo alegremente la cola y con grandes muestras de emoción, informó la agencia japonesa Kyodo. La perra, de nombre Ban y color canela, fue rescatada el pasado viernes de lo alto de un tejado que estuvo flotando en el mar en Kesennuma, en la provincia de Miyagi (noreste de Japón), desde el seísmo de 9 grados Richter y posterior tsunami del 11 de marzo.

La noticia copó este fin de semana numerosos titulares en Japón, donde hay 12.175 muertos y casi 15.500 desaparecidos por la catástrofe, y puso una nota positiva en un país sobrecogido.

Precisamente, fueron las imágenes de la cadena de televisión NHK sobre el rescate las que permitieron que la mascota se reencontrase hoy con su dueña, que la fue a recoger a un centro de protección de animales, según explicaron sus responsables a Kyodo.

“No quiero volver a perderla”, dijo la propietaria de la perra al ir a recogerla, al tiempo que se manifestó “muy contenta” de haber recuperado a su mascota, de dos años.

El perro no dejó de ladrar y de abalanzarse sobre su propietaria, mientras movía alegremente la cola.

La perra Ban fue rescatada el viernes pasado por efectivos del servicio de Guarda Costas de Japón cuando estaba en el tejado de una casa el mar, a unos 1,8 kilómetros de la costa de Kesennuma.

Ahora regresará a su casa, dañada por el tsunami, mientras sus dueños permanecen de momento en un refugio temporal.

fuente: http://informe21.com/

Anuncios