Un perrito se escapó en plena autopista de Phoenix, AZ,  después de que su propietario tuviera un accidente de tráfico.

 

Un policía tuvo que bloquear la carretera para poder agarrar al perro antes de que fuera golpeado por alguno de los vehículos que circulaban a gran velocidad por la autopista.

 

Mucha tensión durante todo el vídeo pero acaba con un final feliz y el perro no sufre ningún daño.

 

Anuncios