El cuervo se cayó bruscamente al suelo tras romperse el cordel

La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Mallorca (SPAP) ha anunciado que interpondrá una denuncia contra el Ayuntamiento de Mancor de la Vall por ser responsable de la organización de ‘La bajada del cuervo’, una celebración en la que -en opinión de la SPAP- “se infringe gravemente la Ley Illes Balears 1/1992, de 8 de abril, de Protección de los animales que viven en el entorno humano” y cuya sanción podría ascender a los 15.000 euros.

En este sentido, la SPAP ha señalado mediante un comunicado que esta celebración, que tuvo lugar el pasado domingo, consiste en hacer descender a un cuervo atado con un cordel desde el campanario de la iglesia parroquial hasta llegar a la plaza.

Asimismo, ha aseverado que, en el transcurso del acto, “el cordel se rompió y el ave cayó bruscamente al suelo desde una altura importante”. A juicio de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Mallorca, esta práctica “contraviene frontalmente la legislación vigente en Balears en cuanto a protección animal”.

“Estamos ante un caso flagrante de maltrato animal. Si a todo ello unimos que el cuervo usado en este espectáculo (Rasputín) tiene más de 34 años de vida, y que sufre de cataratas, la situación se torna en vergonzosa. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante hechos tan crueles como éste”, ha recalcado Carmen Rojas, representante de la SPAP.

Fuente: elmundo.es
Anuncios