CONTINÚAN LOS PROBLEMAS

La presidenta de la Asociación ha pedido la colaboración del Seprona y de la Ulpgc para aclarar cuál es el paradero de los animales.

La presidenta de la Asociación Protectora de Animales y Plantas Okapi, Gabriella Cavallieri, ha explicado la situación en la que se encuentra la perrera municipal “en la que me he encontrado una cantidad impresionante de irregularidades”. Los problemas administrativos, de gestión y de identificación de animales “me he encontrado una caja de microchips alemanes sin registrar en el censo de animales de Canarias”, añadió Cavalieri.

Okapi ha solitcitado la colaboración al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc) para aclarar qué ha sucedido con los animales que han salido de Fuerteventura con destino a Alemania sin que se conozca su destino porque “falta el registro de los microchips”.

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario abrió a principios del mes de noviembre una investigación para conocer en qué situación se encontraban las instalaciones de Okapi después de recibir varias denuncias de antiguos colaboradores de la Asociación. Precisamente esos colaboradores fueron restituidos en sus labores por orden de la Corporación local, una situación que Cavalieri califica de “increíble porque en el poco tiempo que estuvieron cometieron peores irregularidades que las que estaba haciendo la gestión anterior”.

Okapi reclama al Ayuntamiento 12.000 euros del convenio que aún no han recibido, a pesar de haber entregado toda la documentación que acredita los gastos que la Asociación está haciendo y que ascienden a 38.000 desde el mes de julio.

Fuente: fuerteventuraahora.com
Anuncios